Identidad de género y orientación sexual: entre el mito y el paradigma

Identidad de género y orientación sexual: entre el mito y el paradigma

Dos temas de los que hoy en día se habla bastante, pero que de los cuales se conoce muy poco y se especula bastante son la identidad de género y la orientación sexual.

Década tras década la humanidad ha visto cómo se han posicionado diferentes formas de entender el mundo. La apertura que ha ofrecido la tecnología ha permitido que tendencias que en el pasado eran inimaginables, hoy tengan un espacio en el que pueden expresarse.

La educación sexual es una de las áreas que más ha vivido los cambios que ha traído consigo el tiempo, la tecnología y las manifestaciones sociales que buscan un lugar igualitario en el que todos y todas, sin importar su orientación sexual o su identidad de género, puedan convivir en armonía a pesar de sus diferencias.

Aunque se han logrado importantes avances, la sexualidad sigue siendo un tema tabú en diversos contextos, en los cuales se privilegia el prejuicio por encima de la verdad. En muchos de ellos, incluso, es un tema del que no es permitido hablar.

Se han logrado avances importantes en inclusión y aceptación, es cierto, pero el reto aún es enorme para alcanzar esa sociedad en la que las diferencias sean respetadas y aceptadas como parte de un mismo conjunto.

Los mitos, tristemente, se difunden más que la verdad. En ese orden de ideas, el primer paso para la aceptación es precisamente saber de qué se está hablando.

Dos temas de los que hoy en día se habla bastante, pero que de los cuales se conoce muy poco y se especula bastante son la identidad de género y la orientación sexual.

Para abordar cada uno, lo primero que se debe tener en cuenta es que son conceptos diferentes.

Janet Mock, escritora trans estadounidense, lo explica de una forma sencilla: «la orientación sexual es la persona con la que me voy a la cama, la identidad de género es persona con la que me identifico cuando me voy a la cama».

Identidad de Género: una construcción social y cultural

Identidad de Género: una construcción social y cultural

La sociedad no es la misma, se ha movido al ritmo de las circunstancias; cada generación ha tenido sus propias batallas y diferentes consignas que defender; cada década ha avanzado hacia la libertad de consciencia y hacia la defensa de su libre desarrollo de la personalidad. .

El género, en términos simples, es la consecuencia de una convención social y cultural que dictó en su momento, qué existían solo dos posibilidades genéticas para el desarrollo de un individuo: ser hombre o ser mujer.

No obstante, el concepto de hombre y mujer ha sufrido en sí mismo variaciones de acuerdo con el contexto social, temporal y cultural en el que se encuentre.

Hoy en día, se habla de identidad de género, la cual hace referencia a la manera en que una persona se reconoce, se identifica y, por supuesto, se acepta.

Es decir, es una decisión individual que nace en el sentir de cada quien, la cual no corresponde necesariamente al sexo que le fue asignado al momento de su concepción, sino que responde a la necesidad que toda persona tiene por sentirse identificada y aceptada.

El lenguaje ha cambiado junto con la sociedad, por ello es tan importante que se le dé cabida a la identidades de género, también, desde las palabras con las cuales se definen sus diferentes expresiones.

No es lo mismo hablar de drags que de travestis, transexuales, transgéneros o transexuales.

Por ejemplo, los travestis, fueron definidos como hombre al nacer, pero en verdad se sienten identificados en el sexo contrario, circunstancia que los lleva en muchos casos a realizarse algunas modificaciones corporales.

Transgéneros y transexuales no se sienten identificados con el sexo que les fue asignado al nacer. Ambas identidades buscan acercarse al género con el cual se siente verdaderamente identificados; sin embargo, la transformación es distinta.

Las personas transgénero inician un proceso de transición hacia el género opuesto, buscando, en algunas ocasiones, modificar su cuerpo con hormonas o con cirugía para tal fin. Mientras las transexuales son aquellas que han finalizado por completo dicho proceso, gracias a una reasignación genital.

Para finalizar, los drag, ya sean queen o king, interpretan artísticamente y de forma exagerada a su género contraria, haciendo uso de maquillaje, vestuario y accesorios necesarios.

Existen otras identidades que han surgido alrededor del mundo que también buscan un reconocimiento; sin embargo las mencionadas son las que más recordación tienen en la actualidad.

Orientación sexual: una decisión individual

Identidad de Género: una construcción social y cultural

A diferencia de la identidad de género, la orientación sexual, hace referencia a la atracción, ya sea afectiva, emocional o afectiva, que sienta una persona hacia otra.

Dicho de otra manera, es una decisión que nace del interior de una persona que lo lleva a sentirse atraído por otra.

Según sea dicha orientación así misma será clasificada en tres conceptos básicos: heterosexuales, homosexuales (gais y lesbianas) y bisexuales.

  • Heterosexuales: sienten atracción por personas del género contrario.
  • Homosexuales: sienten atracción hacia personas de mismo género, en el caso de los hombres se definen como gais y en el de las mujeres como lesbianas.
  • Bisexuales: sienten atracción hacia los dos géneros.