En la actualidad, existen muchos tipos de juguetes diseñados para exacerbar el placer humano. Una de las tendencias que ha cobrado cada vez más popularidad, es la del uso de muñecos sexuales, tanto para hombres, como para mujeres.

Ya sea en solitario, o con pareja, los muñecos eróticos se han convertido en parte de la sexualidad de muchos alrededor del mundo. Algunas personas, inclusive, optan por limitar sus encuentros eróticos, definiendo así su orientación y preferencias con muñecos.

Con los avances tecnológicos en robótica e inteligencia artificial, han permitido el desarrollo de nuevos medios para alcanzar el placer. A continuación te diremos todo lo que necesitas saber acerca de los muñecos sexuales.

¿Qué son los muñecos sexuales?

Se trata de representaciones anatómicas del cuerpo humano, habitualmente hechas con látex o silicón. Tienen el exclusivo propósito de facilitar el placer al momento de la masturbación, y cuentan con cavidades que simulan los orificios vaginales, orales y anales.

Pueden ser de distintos tamaños, algunos se limitan a ciertas partes del cuerpo mientras que otros reflejan la anatomía entera. Dependiendo de lo que se busque lograr con el muñeco, será su complejidad.

Aunque los más comunes suelen ser representaciones femeninas, existen también muñecos sexuales diseñados para el placer de la mujer. Existen también juguetes que cuentan con elementos digitales y tecnológicos que incrementen la experiencia.

Origen de los muñecos sexuales

En 1900, los marineros franceses solían llevar una muñeca de tela cosida para satisfacer sus placeres sexuales. Más adelante, con la invención de los plásticos, comenzó la fabricación de muñecas inflables.

Tanto el látex como la silicona, llegaron a mejorar la calidad de la experiencia. La finalidad es alcanzar una sensación táctil similar a la de la piel. 

Por su parte, el cine ha propuesto en varias ocasiones, la idea de un personaje solitario que fabrica y se acompaña de muñecos sexuales. Los avances de la inteligencia artificial y la robótica, estas fantasías son posibles.

Tipos de muñecos sexuales


Como lo mencionamos anteriormente, existen diversos tipos de muñecos sexuales que pueden encontrarse en el mercado actual.

Los más sencillos están hechos de látex o silicón y representan únicamente una parte del cuerpo.

Simuladores de sexo oral

Simulan la entrada y cavidad oral para la masturbación masculina.

Simuladores de sexo anal

Representan la entrada y cavidad anal para la masturbación masculina.

Simuladores de sexo vaginal

Emulan la entrada y cavidad vaginal para la masturbación masculina.

Simuladores de pene

Representan un pene y pueden tener vibración y movimiento.

Los muñecos sexuales de cuerpo entero, también están hechos de látex o silicón y suelen tener una estructura rígida en su interior. Pueden tener componentes robóticos, y combinar una inteligencia artificial que pueda tener una charla simple.

También es posible encontrar robots sexuales, que tengan una o varias tareas específicas, como el sexo oral y vaginal. Se trata de ajustes que incrementan la cantidad de placer, emulando los movimientos naturales del cuerpo humano.

Cuidados

Todo tipo de muñecos sexuales y juguetes eróticos, requieren de un cuidado específico. Esto no solo favorecerá su buen funcionamiento, sino que incrementará su vida útil. 

Cuando adquieras un juguete de este tipo, es importante que conozcas sus cuidados a profundidad. Asegúrate de preguntar todo lo necesario para alargar la vida útil de tus muñecos sexuales. 

A continuación te dejamos algunos consejos que pueden ayudarte a mantener tus juguetes funcionando de manera óptima. 

Mantenimiento

Utiliza los lubricantes adecuados para cada tipo de material. Lo más recomendable es buscar productos a base agua, que no dañen ni el látex ni la silicona de tu muñeca. 

Higiene

Debido a que los muñecos sexuales y otros juguetes están en contacto constante con los fluidos corporales, es importante mantener una buena higiene. El exterior de los juguetes y las muñecas puede limpiarse con agua y jabón.

Para limpiar de forma adecuada las cavidades, es necesario apoyarse de una ducha o irrigador que facilitará la higiene de la zona. Asegúrate de retirar todo exceso de agua con un paño limpio.

Reparación

En caso de que los muñecos sexuales sufran de alguna avería, lo más recomendable es contactar con el proveedor. Intentar hacer una reparación por tu cuenta podría costarte la integridad de tu muñeca, y eliminar la garantía.

Los proveedores y fabricantes estàn capacitados para realizar cualquier reparación, sin poner en riesgo a la muñeca.

Digisexualidad

El uso y acompañamiento de las tecnologías digitales para el placer sexual, es una práctica cada vez más común. Con los teléfonos inteligentes y las tabletas, es posible acceder a todo tipo de contenidos y aditamentos de forma sencilla.

Esto ha provocado el surgimiento de una era de digisexualidad, donde la tecnología se convierte en la clave de la liberación del placer sexual. Los juguetes a control remoto, los robots sexuales e inclusive la inteligencia artificial son algunos de los ejemplos.

Todos estos avances tecnológicos han hecho evolucionar a los muñecos sexuales. Con ello se ha podido incrementar la calidad de la experiencia, aumentando el realismo, siempre adaptándose a los gustos de cada persona.

Conclusión

Los muñecos sexuales están diseñados con el único propósito de acompañar el placer erótico. Con el uso de las tecnologías actuales, se ha logrado incrementar la calidad de la experiencia de cada usuario.

Desde el realismo en proporciones y texturas, hasta la emulación de movimientos humanos, los robots sexuales han ido cobrando popularidad en el mercado. Aunque requieren de atenciones y cuidados especiales, para algunos es parte de su estilo de vida.