Nombrar la palabra sexo oral para muchos es sinónimo de placer, sin embargo otras personas aunque saben su significado no lo practican con frecuencia, porque no es una forma que encaje dentro de sus formas de excitación o asepsia.

Por medio de esta práctica sexual se estimulan los genitales tanto de hombres como de mujeres utilizando la boca para alcanzar el placer. No obstante es necesario conocer qué está permitido y qué cuidados hay que tener para disfrutarlo al máximo.

¿Qué es el sexo oral?

Su “boom” comenzó en los años 60 y se convirtió en una actividad común entre personas de varias edades. En un inicio era practicado por una minoría. Sin embargo en este momento es tan importante como el mismo coito. Es una práctica común entre los adultos que tienen relaciones de manera activa y se realiza entre personas heterosexuales, bisexuales y homosexuales. 

Deben ir acompañadas del uso de los labios y la lengua con el fin de excitar los genitales; pene, vagina y ano, así como las zonas alrededor. Consiste en lamer, chupar o succionar con ciertos movimientos, para estimular estas zonas y facilitar la penetración o el uso de juguetes sexuales.

Es tan popular que, incluso se han creado ciertos mitos alrededor del tema que incluso, pueden perjudicar la salud y la vida sexual de las parejas que recurren a esta práctica, por eso es necesario aclarar estos puntos

Mitos y verdades del sexo oral

  1. No hay riesgo de contraer Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS): ¡FALSO! 

Cualquier práctica sexual sin la debida protección pone en riesgo a cada integrante de la relación.

  1. El jugo de piña cambia el sabor del semen: ¡FALSO!

Todos los líquidos corporales; sudor, saliva, secreciones vaginales y líquidos seminales sí pueden tener una variación de acuerdo a la dieta y el estilo de vida que se ha creado una persona, pero el hecho de beber específicamente jugo de piña antes de practicar sexo oral no garantiza el cambio del sabor del semen. 

  1. Las mujeres no pueden tener un orgasmo durante el sexo oral: ¡FALSO!

Dicen que las mujeres solo pueden tener un orgasmo cuando existe penetración vaginal, pero se ha comprobado que a más del 80 % se le dificulta conseguirlo y es mediante la estimulación manual u oral que logran tenerlo.

Tipos de sexo oral

Tipos de sexo oral

Los tipos de sexo oral más frecuentes son la felación y el cunnilingus, sin embargo existen otras maneras de estimulación:

Cunnilingus

Es el acto de lamer y chupar los órganos genitales femeninos (vulva, entrada de la vagina y clítoris). 

Felación

Es el acto de chupar o lamer los órganos genitales masculinos (el pene y el escroto).

Felación in coitus

Consiste en integrar a una persona más en la relación de dos hasta tener un trío. Su fin es el de ayudar y  practicar sexo oral durante el coito de otras dos personas.

Irrumación

La irrumación y la felación son completamente diferentes, pues en la felación la persona que chupa se mueve y quien la recibe está quieto, mientras que en la irrumación, generalmente, el hombre cuyo miembro está siendo succionado es quien realiza todos los movimientos, bien sea encima o al lado de la persona que en actitud “sumisa”  recibe el pene en la boca. 

Humming

Consiste en hacer sonidos con la garganta para producir cosquilleo mientras se realiza el sexo oral, esto generará placer en la zona genital de hombres y mujeres.

69

Es una postura y se puede catalogar como una variante del sexo oral, ya que cada persona se acomoda de forma paralela, en sentido inverso y  puede estimular  oral / manual los órganos genitales de la otra. 

Doble felación

Esta práctica se da en parejas homosexuales (hombres) y tiene como objetivo estimular el pene y  los testículos al mismo tiempo. 

¿Cómo hacer buen sexo oral?

Cómo hacer buen sexo oral

Una vez aceptes tener sexo oral, debes aprender a disfrutarlo, no solo por complacer a tu pareja. Estos son algunos tips que pueden funcionar muy bien:

Para hombres y mujeres

  • Observa: deléitate al ver las reacciones de la otra persona. Intenta tener contacto visual, ya que es realmente excitante. 
  • Sin pausa pero sin prisa: aléjate y recupera el objetivo varias veces con el fin de enloquecer a tu pareja.
  • Mantén ritmo: pausado o rápido, eso dependerá del juego que quieras iniciar, pues ya sabrás cuándo hacerlo de forma lenta y cuándo darle acelerador.
  • Los alrededores: son puntos claves que ayudan a estimular, pues no solo hay que concentrarse en los órganos principales. 
  • Opta por otros estimulantes:  las bebidas o dulces mentolados son una grandiosa técnica que incrementarán la sensación de frescor, así como los objetos fríos.
  • Evita los dientes:  mucho cuidado, porque en el momento de la excitación de seguro no te das cuenta que puedes lastimar a tu pareja. Tampoco optes por soplar, porque no resulta placentero, sobre todo en hombres.
  • No pares hasta conseguir el objetivo: si ya encontraste el movimiento y el momento ideal de la excitación es hora de darlo todo hasta que tu pareja alcance el clímax, esto lo identificarás por sus expresiones, movimientos y peticiones. 

Riesgos del sexo oral

Riesgos de practicar sexo oral

Las opciones para tener sexo son: vaginal, oral  y anal. Si la decisión radica en los últimos dos, es necesario hablar con la pareja sobre la protección frente a enfermedades de transmisión sexual ETS.

Para la práctica del sexo oral es necesario contar con métodos de prevención o con la garantía de que sabemos los hábitos de higiene y vida sexual de la persona con la cual experimentaremos este método.

Cuando una pareja decide realizar sexo oral aumenta el riesgo de contraer alguna enfermedad si alguno de los dos tiene un corte en la boca.  Es muy posible que mediante esta práctica se contraigan infecciones como:

  1. Sífilis: enfermedad causada por una bacteria que provoca úlceras en los órganos sexuales y manchas rojas en el cuerpo). 
  1. VIH: aunque riesgo de transmisión de contraer esta enfermedad mediante el sexo oral es bajo, existe factores que pueden aumentarlo; presencia de sangre menstrual, encías sangrantes y llagas en la boca o genitales. 
  1. Otras ETS: 
  • Clamidia
  • Gonorrea
  • Herpes
  • VPH (virus del papiloma humano)
  • Tricomoniasis
  • Hepatitis A y B
  • Parásitos intestinales
  • Bacterias.
  • Cáncer de boca
  • Cáncer de laringe y lengua

Recomendaciones para practicar sexo oral

Es necesario el uso de preservativos durante el sexo oral para reducir el riesgo de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Otra de las formas es evitar que la pareja, generalmente hombre, eyacule en la boca de la mujer.

En cuanto al uso de las barreras existe el condón o el dique dental; láminas cuadradas y delgadas de látex/silicona que se colocan sobre la vagina o el ano.

Te puede interesar:

El ABC de los juguetes sexuales

10 Buenas prácticas para el sexo

Muñec@s sexuales: Prácticas y consejos